A Forest for the Desert

 

Cuenta la historia que hace más de 500 años, un pueblo nómada erigió la capital del reino saudí en los alrededores de un oasis. Hoy con más de 8 millones de habitantes, cientos de kilómetros de asfalto y rascacielos capaces de arañar las nubes, Riad apuesta por ser una de las 100 mejores ciudades del mundo antes del 2030.

Un resurgir cultural, social y arquitectónico marcado por las megaconstrucciones. Entre ellas la de un gran bosque de acero que ha supuesto uno de los mayores retos de la historia de la instalación de infraestructuras civiles.

Proyecto:

Documental de arquitectura e ingeniería

Cliente:

Riyadh Development Authorities